Descargar aplicación UNESCO
Acerca

La nueva línea 12 del metro


Desde sus inicios, casi hace quince años, el Sistema de transporte colectivo, Metro ha moldeado dramáticamente el desarrollo de la Ciudad de México: su densa urbanización con un ritmo apresurado, las rutas de circulación de la población, las migraciones y puntos de reunión, así como la distribución de las áreas de la ciudad orientadas a la industria, vivienda y comercio. Este sistema ha fomentado una cultura urbana profunda que revela y confronta las múltiples realidades que conviven en la ciudad que siempre está en el camino de completar su propia modernización. Alineado con otras políticas de bienestar social, el Metro fue concebido y presentado no solo como una solución eficiente y socialmente inteligente para el transporte urbano colectivo, sino como una manera de probar e implementar el conocimiento de vanguardia en las ciencias de la ingeniería civil que se desarrolla en el país para enfrentar los cambios impuestos por las adversas condiciones geográficas del Valle de México (como los humedales, el cruce de fallas sísmicas y las inundaciones). Esta importante apuesta hacia el conocimiento científico ciertamente reforzó la idea de una ciudad de progreso y modernización, una ciudad para y de sus ciudadanos. Desde esta perspectiva, se tiene que considerar al Metro como una de los símbolos más importantes de progreso urbano basado en un espíritu científico y valores sociales.

A lo largo de las décadas, se ha vuelto una parte importante de la vida diaria de millones de ciudadanos. Por ejemplo, al transportar un promedio de 5 millones de personas todos los días, el metro ha transformado radicalmente nuestra percepción de las distancias, nuestros tiempos de traslado, las dimensiones de las colonias, los límites de la ciudad como un todo y la experiencia general de movilidad dentro de un territorio urbano muy denso. El diseño de su señalización fue desarrollado por Arturo Quiñónez, Francisco Gallardo y Lance Wyman, el último también estaba a cargo de el diseño de la identidad de los Juegos Olímpicos de 1986 que se llevaron a cabo en la Ciudad de México. Su iconografía simple y abstracta representa la manera fluida e interconectada de moverse en la ciudad de manera lúdica. Ya sea al hacer una alusión a las referencias locales vinculadas a la historia de un barrio local o a episodios históricos nacionales, los logotipos comunican la historia de la ciudad y la conectan con su dinámica contemporánea.

Desde la creación de la primera línea del metro, el sistema del Metro se ha adaptado y ampliado varias veces. Hoy en día, tiene 12 líneas, 195 estaciones y más de 200 kilómetros de ruta. La línea 12 se inauguró en el 2012: La línea dorada/la línea del bicentenario es la extensión más reciente de este sistema. Desde su presentación pública en el 2007, este proyecto pretendía resolver la urgencia de conectar la periferia oriente de la ciudad por medio de una solución sostenible y ecológica. En contraste a la construcción de la infraestructura basada en un estilo libre que ha demostrado ser una alternativa contraproducente, el diseño y construcción de de esta línea pretende abordar en el largo plazo una miríada de problemas como la escasez del agua, la reducción de las emisiones de CO2 y los desastres naturales. Por primera vez en la historia de este sistema el gobierno local realizó una consulta pública (Consulta Verde) motivando a los ciudadanos a participar para encontrar maneras creativas de converger los propósitos de esta línea del metro con las demandas y necesidades de los habitantes de las colonias que atraviesa. En este sentido, la Línea 12 representa un ejemplo claro de colaboración entre la participación ciudadana, el diseño urbano y las políticas públicas, así como una visión integral y contemporánea de la ciudad y el culto de sus habitantes.

Project name Metro System - Line 12
Periodo 2012
Autor Sistema de Transporte Colectivo
Ubicación South of the city